SOBRE AMARILLA

Amarilla Gas es una empresa de capitales nacionales, en continua expansión de sus sistemas de comercialización de Gas Licuado de Petróleo (GLP).

En el año 1962 inicia sus actividades instalando en la ciudad de Resistencia, provincia del Chaco, la primera planta fraccionadora de GLP del nordeste argentino. Desde entonces, identifica como misión fundamental el compromiso con la calidad y con el cliente. Sus operaciones se basan en un sistema que integra las funciones de abastecimiento, fraccionamiento, comercialización y distribución del GLP cubriendo gran parte del territorio de la República Argentina.

Actualmente cuenta con:

  • 8 plantas de fraccionamiento.
  • 17 centros propios de distribución.
  • Taller de rehabilitación y mantenimiento de envases y equipos de GLP.
  • 230 vehículos para abastecimiento y distribución.
  • 1.500.000 envases.
  • 5.000 metros cúbicos en recipientes de gas a granel.

Brindando servicio a:

  • Alrededor de 500.000 hogares.
  • Más de 1.500 pequeñas, medianas y grandes empresas dedicadas a actividades comerciales, agropecuarias e industriales.

El origen del nombre

El nombre Amarilla Gas proviene de una historia familiar, donde se mezcla un grupo de vecinos, un local de ramos generales y varios tarros de pintura.

En el año 1944 una familia, que vivía en la localidad de Villa Ángela, provincia de Chaco, inició un emprendimiento comercial instalando su primer local de “Ramos Generales” en esa ciudad. Seguramente no imaginaba que al pintar la fachada del local íntegramente de color amarillo comenzaría a forjarse la marca que hoy se conoce en todo el país.

Casi inmediatamente, los vecinos del pueblo empezaron a reconocer y llamar al negocio: “Casa Amarilla”. Fue así que con el tiempo sucesivos emprendimientos tomaron esa denominación. Y a partir del año 1962, Amarilla Gas se convierte en una de las empresas pioneras en el sector del gas licuado de petróleo, desarrollándose sin pausa hasta la actualidad.