¿Qué es el GLP?

El Gas Licuado de Petróleo (GLP) es la mezcla de gases en su mayoría compuestos por Butano (C4H10) y Propano (C3H8) que se obtienen a través del refinamiento del petróleo y de procesos de separación del gas natural.

Estos gases reúnen un alto poder calorífico y tienen la propiedad de licuarse con facilidad, a presiones moderadas y temperatura normal. Su principal ventaja es que se puede almacenar en estado líquido, en grandes cantidades facilitando de ese modo su transporte.

El GLP es un combustible cuyo proceso de quemado es totalmente limpio y causa menor emisión gaseosa que cualquier otro combustible derivado del petróleo. Su impacto en el medio ambiente es significativamente menor en comparación con cualquier combustible sólido.

ATRIBUTOS

  • Ecología

    Es un combustible que se quema completamente, reduciendo las emisiones al medio amiente. Es apto para producciones orgánicas.

  • Rendimiento

    Su gran poder calorífico eleva su rendimiento por sobre otros combustibles.

  • Manipulación

    Su facilidad de transporte y almacenamiento en recipientes de diferentes capacidades permite los más diversos usos y aplicaciones.

  • Mantenimiento

    No genera corrosión, reduciendo así el mantenimiento y prolongando la vida útil de los artefactos.